SALA DE PRENSA / NOTAS DE PRENSA

Conozca cómo se aplica la cifra repartidora para definir escaños que corresponderán a organizaciones políticas
IMPRIMIR

Conozca cómo se aplica la cifra repartidora para definir escaños que corresponderán a organizaciones políticas


La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) precisó que se aplicará la cifra repartidora para la asignación de los 130 escaños al Congreso de la República y cinco representantes titulares y diez suplentes ante el Parlamento Andino, cuando tenga los resultados al 100% de las actas contabilizadas de las Elecciones Generales y Parlamento Andino 2016.


El organismo electoral indicó que la Ley Orgánica de Elecciones señala en su artículo 20 que para acceder al procedimiento de distribución de escaños al Congreso una agrupación política requiere haber alcanzado al menos 7 representantes en más de una circunscripción electoral o al menos el 5% de los votos válidos congresales a nivel nacional.


Según el procedimiento para la asignación de escaños en las Elecciones Generales 2016, publicado en la Resolución Jefatural N° 000376-2015-J/ONPE, para determinar quiénes alcanzarían al menos 7 escaños se utiliza  el método de la cifra repartidora, pero solo para hacer el cálculo en esta etapa, sin afectar los resultados finales.


Una vez que se haya definido las organizaciones políticas que alcanzaron o superaron cualquiera de las dos barreras, estas participarán en la asignación de escaños mediante la cifra repartidora. Este método está definido en el artículo 30 de la Ley Orgánica de Elecciones y consta de seis pasos:

 

Primero, se determina el total de votos válidos obtenidos por cada lista de candidatos en el respectivo distrito electoral. Segundo, dicho total se divide, sucesivamente, entre 1,2,3, etc., según sea el total de escaños que corresponda elegir. Tercero, los cocientes parciales obtenidos son colocados en orden sucesivo de mayor a menor, hasta tener un número de cocientes igual al número de cargos por repartir. El cociente que ocupe el último lugar constituirá la cifra repartidora.

 

Cuarto, el total de votos válidos de cada lista se divide entre la cifra repartidora para establecer en número de cargos que le corresponde a cada una de ellas; quinto, el número de cargos que se adjudican a cada lista está definido por la parte entera del cociente obtenido. Sexto, en caso de no alcanzarse a adjudicar el número total de cargos previstos, se adiciona la unidad a la lista que tenga mayor parte decimal. En caso de empate, se resuelve por sorteo entre las listas que obtuvieron igual votación.


Una vez que se tiene el número de escaños que le corresponde a cada agrupación política, se ordena los resultados de cada lista de forma sucesiva, de mayor a menor, según el número de votos válidos preferenciales obtenidos por cada candidato al Congreso. De esta manera, los candidatos con mayor número de votos irán ocupando los escaños disponibles de las agrupaciones que hayan accedido a ese derecho por la cifra repartidora.

 

Cabe precisar que el artículo 32 de la Ley Orgánica de Elecciones señala que la cantidad de votos que cada candidato haya alcanzado sólo se toma en cuenta para establecer su nuevo orden de colocación dentro de su lista, sin que ninguno pueda invocar derechos preferenciales frente a candidatos de otras listas a las que corresponde la representación, aunque individualmente éstos hubiesen obtenido votación inferior a la de aquél.


Corresponderá al Jurado Nacional de Elecciones la proclamación de los resultados electorales correspondientes a estos comicios.