SALA DE PRENSA / NOTAS DE PRENSA

Instan al Congreso a incluir la alternancia de género en la agenda de la reforma electoral
IMPRIMIR

Instan al Congreso a incluir la alternancia de género en la agenda de la reforma electoral

El Congreso de la República debe debatir y aprobar la alternancia de género como parte de la reforma electoral pendiente, para contribuir a superar la inequidad que todavía persiste en la participación política de la mujer, coincidieron hoy la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y las organizaciones Flora Tristán y Manuela Ramos.

“A casi dos décadas de vigencia la cuota de género, la evidencia indica que si bien las organizaciones políticas cumplen con la cuota obligatoria de 30% de mujeres o varones en las listas; todavía hay un camino por recorrer por para avanzar hacia una participación política en igualdad de condiciones”, señaló el jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Mariano Cucho Espinoza.

Durante el Diálogo Electoral “Participación política de la mujer. Balances y desafíos”, realizado esta mañana, señaló que muchas veces la cuota de género se cumple como una formalidad; por lo que es el momento de establecer que las listas estén conformadas por un varón y una mujer de manera alternada, hasta cumplir con el porcentaje del 30%.

“Al cumplirse mañana 61 años de la instauración del voto de la mujer, creemos que es necesario pedir al Congreso de la República que discuta y apruebe esta reforma. Sin la alternancia, la cuota de género seguirá siendo, en muchos casos, un requisito formal”, manifestó.

Añadió que la alternancia de género debe ir de la mano con la reforma para institucionalizar la democracia interna en las organizaciones políticas, que establece elecciones mediante el mecanismo “un militante y un voto,” y con la participación obligatoria de los organismos electorales. 

Durante el conversatorio, la viceministra de la Mujer, Russela Zapata, expresó el compromiso del Poder Ejecutivo con la promoción de la igualdad de condiciones en la participación política de la mujer, y dijo esperar que la iniciativa de la alternancia o la paridad logren convertirse en realidad.

Lisbeth Guillén, representante del Movimiento Manuela Ramos, señaló por su parte que la cuota de género ha cumplido su objetivo de asegurar la participación política de la mujer como candidata; pero es con la alternancia o la paridad que realmente se fortalecerá la presencia de la mujer como autoridad electa.

Diana Miloslavich, representante de Flora Tristán, advirtió que otra traba para la participación de la mujer es el acoso político que, según datos de un estudio publicado por dicha organización, afecta a dos de cada cinco autoridades mujeres; situación que –dijo- debe ser corregida mediante la aprobación de una ley específica sobre esa materia.

Por parte, Percy Medina, jefe de la Misión de Idea Internacional en el país, dijo que el Congreso de la República tiene la oportunidad de aprobar como parte de la reforma electoral, mecanismos efectivos y no solo declarativos para afirmar participación política de la mujer.

En las conclusiones del Diálogo Electoral, las instituciones participantes en el conversatorio hicieron un llamado para que las reformas electorales que apruebe el Poder Legislativo favorezcan la participación de la mujer, así como la democracia interna con la participación obligatoria de la ONPE, y la implementación de medidas contra el acoso político.