SALA DE PRENSA / NOTAS DE PRENSA

ONPE aboga por fortalecer la participación política de la mujer mediante la alternancia
IMPRIMIR

ONPE aboga por fortalecer la participación política de la mujer mediante la alternancia

La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) reafirmó hoy su compromiso con la participación política de la mujer mediante la alternancia de género y consideró que este será uno de los aspectos que debe abordar la sub    comisión de reforma electoral del Congreso de la República.

El jefe del organismo electoral, Mariano Cucho Espinoza, dijo a la agencia Andina que a 61 años de la ley que reconoce el derecho al voto de las mujeres peruanas, es momento de reconocer que la cuota de género fue una norma importante, pero insuficiente para asegurar la presencia de la mujer en cargos de elección popular, particularmente, a nivel de los gobiernos regionales y municipales.

Detalló que, en elecciones subnacionales, el porcentaje de mujeres electas todavía sigue siendo muy reducido. En el 2010, se eligió a 9 alcaldesas provinciales  (4.62% del total) y  62 alcaldesas distritales (3.86%); mientras que en el 2014, se eligió a 6 alcaldesas provinciales (3.13%)  y 45 alcaldesas distritales (2,78%).

A nivel de gobiernos regionales, en los comicios del 2010 no resultó electa ninguna mujer para dirigir una región y cuatro años después solo una mujer (4.00%) fue elegida como gobernadora regional.

En tanto, que en comicios parlamentarios, la elección de mujeres como congresistas ha sido mayor y en los comicios de este año el 28% de las curules la han ocupado mujeres. En los comicios del 2011 el porcentaje fue de 22% y en el 2006 de 29%.

Cucho Espinoza señaló que los organismos electorales respaldan que las listas de candidatos a cargos de elección popular estén conformadas alternadamente por un hombre y una mujer hasta completar el 30 por ciento, a efectos de evitar que la cuota se cumpla, pero ubicando a las mujeres en las últimas posiciones.

Detalló que otros temas esenciales que propondrá en la comisión a cargo de la reforma electoral, tienen que ver con la institucionalización de los mecanismos de democracia interna, el fortalecimiento de la transparencia de las finanzas partidarias, así como medidas puntuales para eliminar los hologramas, reducir el número de actas electorales y dar un estipendio a los miembros de mesa.