SALA DE PRENSA / NOTAS DE PRENSA

Pese a avances, aún falta mucho para consolidar la presencia de la mujer en la política
IMPRIMIR

Pese a avances, aún falta mucho para consolidar la presencia de la mujer en la política

Pese a los avances alcanzados a la fecha, aún falta mucho para consolidar la presencia de la mujer en la política, fue una de las conclusiones del Diálogo Electoral organizado por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) en conmemoración de los 60 años de la promulgación de la ley que otorgó el voto a la mujer en nuestro país.

Durante el encuentro realizado en la sede del organismo electoral, se destacó que desde la conquista del derecho al voto en 1955 cada vez más las mujeres se han animado a postular a cargos de elección popular; sin embargo, su presencia aún está lejos de llegar al nivel de los varones.

El jefe de la ONPE, Mariano Cucho Espinoza, quien inauguró el conversatorio, subrayó por ello la importancia de que el Congreso de la República discuta y apruebe, como parte de la reforma electoral, la alternancia de género hasta cubrir la cuota del 30 por ciento en las listas de candidatos, como parte de camino para lograr, en el futuro, la paridad.

Resaltó que ello es necesario ya que las mujeres representan más de la mitad del electorado de nuestro país y su participación en las próximas elecciones generales de 2016 –en la que se estima votarán más de 11 millones de electoras- será fundamental para los resultados de esos comicios.

De acuerdo a cifras de la ONPE, si bien el número de autoridades elegidas en las últimas Elecciones Regionales y Municipales (ERM) del 2014 se incrementó el número de mujeres elegidas como autoridades a 36.64% sobre el total de los electos, su presencia como gobernadoras regionales y alcaldesas provinciales o distritales es todavía mínima.  La mayoría resultaron elegidas para cargos de consejeras regionales y regidoras.

Al respecto, la investigadora principal del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), Cecilia Blondet, sostuvo que si bien se está avanzado en la participación femenina en la política, las cifras revelan que su ausencia es alta en puestos directrices como las gobernaturas regionales y las alcaldías de los municipios.

Por ello, indicó que aún hay mucho trabajo por hacer y que la mujer peruana afronta varios problemas que la limitan en su participación en política como la falta de acceso a la educación, la violencia de género, la desigualdad y el embarazo adolescente, entre otros.

Asimismo, la congresista Rosa Mavila señaló que la capacitación política de las mujeres es un reto y propuso que se haga efectiva la alternancia de género en la conformación de listas para cargos de elección popular.

A su turno, Amparo Ortega, gerente de Información y Educación Electoral de la ONPE, resaltó que en las ERM del 2014 la presencia femenina en el padrón electoral fue de 10’693,153 ciudadanas hábiles para votar, lo que significó el 50.2% del total de electores. Indicó que esta cifra se ha ido incrementando constantemente en relación a anteriores elecciones.

En cuanto a la representación de la mujer peruana en el Congreso, indicó que en los comicios generales del 2011 solo resultaron electas 29 parlamentarias mujeres, el 21,5% del total del Parlamento. Sin embargo, en 1995 las mujeres congresistas apenas representaban el 12%. En este contexto, gran parte del trabajo en educación electoral que ejecuta la ONPE tiene como objetivo fortalecer las capacidades de las mujeres y brindarles herramientas para ejercer con éxito sus roles como electoras y candidatas, promoviendo su participación a todo nivel.

Por su parte, la escritora Sara Beatriz Guardia, directora del Centro de Estudios La Mujer en la Historia de América Latina (CEMHAL), recordó que la conquista del voto femenino fue un proceso largo, que implicó derribar prejuicios largamente arraigados.

El Diálogo Electoral por los 60 años del voto de la mujer en el Perú tuvo como objetivo reflexionar sobre la participación electoral y política de la mujer peruana y analizar las perspectivas que se presentan para los próximos procesos electorales.